¿Cómo crear un curso en línea? pt. I:

12 octubre 2020

¿Cómo crear un curso en línea? pt. I:

La búsqueda de nuestra fórmula secreta

En esta serie de artículos, discutiremos cómo se crea un curso en línea. Uno que esté bien elaborado. Este primer artículo trata sobre cómo crear una fórmula de aprendizaje. La receta secreta que describe lo que quieres lograr con tus cursos y qué “ingredientes” se necesitarán para conseguirlo. Si esto te suena sospechosamente a cocinar, es porque lo es.

¿Cómo se crea un curso en línea?

¿Cómo se crea un curso en línea? Es verdaderamente una buena pregunta. No existe una teoría unificada sobre cómo diseñar y desarrollar un curso en línea, ni tampoco hay un consenso sobre qué hace que un curso en línea sea “bueno”. El e-learning sigue siendo un campo educativo relativamente joven, y no se ha formalizado casi tanto como la educación tradicional de aula.

Cuando nos hicimos la pregunta de “cómo crear un curso en línea”, observamos antes cómo otros pioneros en el campo de esta materia elaboraron sus cursos en línea. Algunos fueron inspiradores e innovadores, ya que aprendimos mucho de ellos. Pero descubrimos que la mayoría de los proveedores hicieron sus cursos en línea a través de la misma fórmula simple y poco imaginativa.

Más que un simple video en internet

La mayoría de los cursos en línea eran grabaciones de conferencias en aulas o una recopilación de videos independientes de alguien hablando a la cámara. Estos formatos de video no son desaciertos, por supuesto que no lo son. No hay nada malo con este formato. Pero lo que no nos pareció bien es que la gente pusiera los videos en línea, los llamase cursos en línea y nada más.

No importa cuántas frases publicitarias de mercadotecnia utilices, ni como le des forma a un sitio web moderno y elegante. Si tu producto es solo una serie de videos en línea sin haber pensado antes en el formato, lo que te quedará al final es una experiencia de aprendizaje vacía.

Escribir la receta

Es completamente comprensible en un campo educativo tan joven. Esos cursos en línea ciertamente tenían sus méritos, no os equivoquéis. Pero decidimos que queríamos evitar sus errores. Y así, nos propusimos crear nuestros cursos en línea con una fórmula de aprendizaje claramente definida y efectiva. Para escribir la receta de un gran curso en línea, por así decirlo.

La siguiente pregunta, es entonces ¿cómo se define en primer lugar un gran curso en línea?

Codificar la declaración de tu misión

Para saber qué hace que un curso en línea sea excelente, no copiamos a otros proveedores exitosos. En cambio, miramos profundamente y comenzamos con nuestra declaración de misión. Nuestra misión es y siempre ha sido hacer que el aprendizaje permanente sea divertido y accesible.

Este es el pilar de nuestra organización, nuestro verdadero motivo. Al final, nuestros cursos en línea son un medio para este fin. Después de todo, no estamos creando cursos en línea por gusto, ya que sería una tontería. Un gran curso en línea es un curso que ayuda a lograr la declaración de misión como si fuera un instituto de educación.

Elige tus ingredientes con cuidado

Para contribuir a nuestra declaración de misión, decidimos que nuestros cursos deberían ser divertidos, accesibles, útiles y efectivos. Para lograr estos objetivos, utilizamos dos teorías de transferencia de conocimiento, el principio del aprendizaje adecuado y nuestra pasión e impulso. Estos son lo que llamamos los “ingredientes” de nuestra fórmula de aprendizaje. Encontrarlos nos tomó muchas noches de búsqueda profunda y de análisis en tomos polvorientos de teoría educativa, pero al final nos complace decir que tuvimos éxito.

Ingrediente #1: Utilidad
Productividad

Los cursos en línea deben ser útiles. Los estudiantes a menudo encuentran muchísimo conocimiento pero descubren que muy poco de ello se puede aplicar directamente a la vida real. El aprendizaje permanente consiste en desarrollarse a través de conocimiento y de habilidades que se puedan poner verdaderamente en práctica en vez de simplemente aprender hechos interesantes.

Todos nuestros cursos en línea están destinados a mejorar la productividad de los estudiantes, ayudándoles a hacer sus cosas mejor y con más rapidez. Cada curso les enseña un tema que se puede aplicar directamente a la práctica y que les ayudará a acelerar sus carreras y sus vidas diarias. En cuanto a la productividad, hemos encontrado un término general para la mayoría de los conocimientos y habilidades relacionados al aprendizaje permanente.

[/text_tc][h_tc type=’6′ timing=’linear’ duration=’1100′ delay=’0′]

Ingrediente #2: Transferencia efectiva de conocimiento
Diversas ayudas de aprendizaje y aprendizaje orientado a objetivos

Un curso en línea debe ser eficaz en la forma en la que enseña su contenido. Para conseguirlo, hemos utilizado tanto la Taxonomía de objetivos de la educación de Bloom como la Teoría de los estilos de aprendizaje de Kolb, dos teorías del aprendizaje que describen métodos efectivos de transferencia de conocimiento.

#2a: Diversas ayudas de aprendizaje
Los estilos de aprendizaje de Kolb

Para que un curso en línea verdaderamente sea efectivo, los métodos de aprendizaje deben adaptarse a las preferencias de aprendizaje de los alumnos. La teoría del aprendizaje experimental de Kolb nos enseñó que todos tenemos diferentes estilos de aprendizaje. Los estudiantes se benefician de manera diferente de los tipos específicos de ayudas de aprendizaje como ver videos, leer textos, analizar gráficos informativos, autoevaluaciones a través de cuestionarios, etc.

Es por eso que proporcionamos una gama de ayudas de aprendizaje bastante amplia. Queremos que alumnos con diferentes preferencias de aprendizaje se beneficien de nuestros cursos, y no solo unos pocos. Una ventaja adicional es que los enfoques de aprendizaje múltiple se ayudan a mejorar entre sí, lo que da como resultado una experiencia de aprendizaje más completa de la que se podría recibir con un solo enfoque.

#2b: Aprendizaje orientado a objetivos
La Taxonomía de objetivos de la educación

El aprendizaje en línea debería estar orientado a objetivos. Para conseguirlo, decidimos hacer uso de la Taxonomía de objetivos de la educación. Esta es una teoría que gira en torno a las clasificaciones de objetivos de aprendizaje y que se utiliza para el aprendizaje consciente de objetivos directos. Integramos esta teoría en nuestra fórmula de curso en línea para que cada uno de nuestros cursos hiciera uso del aprendizaje orientado a objetivos en lugar de brindar conocimiento a través de un enfoque disociado e incoherente. Los alumnos deben saber lo que tratan de aprender y trabajar para ello activamente en lugar de simplemente escuchar hablar de manera pasiva a alguien sobre un tema.

Ingrediente #3: Accesibilidad
Aprendizaje adecuado

Los cursos en línea deben ser accesibles para que el aprendizaje pueda efectuarse flexiblemente. Esto se aplica utilizando el principio del aprendizaje adecuado. En el mundo de la educación profesional y el aprendizaje permanente, el tiempo siempre es el enemigo público número uno. Ya sea porque los períodos en los que prestamos atención cada vez son más cortos (¡no es tu culpa!) o porque nuestras vidas laborales cada vez están más ocupadas (¡solo es un poco tu culpa!). Todos luchamos en contra del tiempo.

Para combatir esto, nos aseguramos de que cada lección del curso se pueda completar en aproximadamente veinte a treinta minutos, de los cuales cada video dura solo de cuatro a cinco minutos. El aprendizaje debe ser accesible y fácil en lugar de tomar largos períodos de concentración intensa.

Ingrediente # 4: Diversión
Pasión e impulso

El ingrediente final puede ser el más importante. Naturalmente creemos que además de ser efectivo, orientado a objetivos y accesible, el aprendizaje también debe ser divertido. Pero, ¿cómo hacer que algo sea divertido cuando generalmente se percibe como una tarea tediosa?

La respuesta es divertirse con lo que uno hace y hacerlo todo con una pasión e impulso inigualables. Creemos que si ponemos nuestro corazón y nuestra alma en nuestros cursos en línea y escuchamos los comentarios de los estudiantes de todo el mundo, podemos marcar la diferencia. Pueden haber algunos inconvenientes, y nunca seremos perfectos, pero con tu ayuda estamos seguros de que podemos lograr nuestro objetivo de convertir el aprendizaje permanente en un estilo de vida y hacer que el aprendizaje nuevamente sea divertido.

Ahora que sabes cómo crear una fórmula de aprendizaje, es decir, la base para diseñar tus cursos en línea, es hora de ponerse manos a la obra. En el próximo artículo discutiremos el trabajo que se requiere realmente para hacer un curso en línea, el subsuelo para el enfoque básico que hace falta para hacer las cosas. ¡Porque una vez que tengas la receta, tendrás posiblemente que comenzar a cocinar!

¡Hasta pronto!

New ideas in your inbox? 

Get the scoop on new courses, offers and general tips on how to be more productive. Don’t worry, we won’t spam you silly. That obtrusive marketing stuff doesn’t work anyway.

© 2019 The Productivity Company

Política de privacidad

Términos y Condiciones